22/03/2016

Los 5 falsos mitos sobre la creatividad

Expresiones como que la creatividad sólo es para los artistas o que la escuela mata la creatividad son falsas y las desmontamos en este artículo sobre los 5 falsos mitos sobre la creatividad

 

La creatividad es para los artistas

Todas las personas tienen la capacidad creativa. Crear es unir dos o más ideas o elementos. Cualquier decisión que toma una persona a lo largo del día requiere creatividad, pues se basa en una solución pensada para un reto o problema. Por lo tanto, querido o querida lector/a, TU ERES CREATIVO/VA!

 

La escuela mata la creatividad

Cada vez más escuelas trabajan dando espacio en horas lectivas en las aulas para imaginar y pensar ideas y soluciones a diferentes retos. Saben que esta será una capacidad básica para la vida de sus alumnos. Desde la Fundación para la Creativación ofrecemos las herramientas y las metodologías necesarias a los maestros para conseguirlo. Infórmate aquí.

 

La creatividad no se puede aprender, o la tienes o no la tienes

La creatividad es innata e inherente a todas las personas. Es una capacidad que tenemos desde que nacemos al igual que la posibilidad de correr o nadar. Pero igualmente, esto no quiere decir que no se pueda aprender, al igual que aprendemos a montar en bicicleta. Sólo tenemos que potenciarla con el aprendizaje de técnicas y la puesta en práctica de manera regular. ¡La creatividad se puede aprender!

 

La creatividad sólo la tienen personas especiales

Personajes como Einstein, Steve Jobs, Mozart... ¡estos sí que eran creativos! Pues sí, lo eran y mucho! Pero eso no quiere decir que nosotros no lo seamos. ¿A que podemos jugar a fútbol sin estar al nivel de Messi o Ronaldo? Pensar que sólo los mejores son creativos nos limita y nos inhibe la capacidad creativa.

 

Las ideas surgen por inspiración

El pintor Pablo Picasso ya lo decía: "Cuando llegue la inspiración, que me coja trabajando". Es falso que la inspiración venga de la nada. Todas las personas que tienen que crear o solucionar algo, primero se pasan horas y horas pensando y reflexionando o informándose sobre el reto en cuestión. Entonces, dejan de pensar en ello y el cerebro es quien trabaja solo haciendo conexiones y de golpe, en algún momento, nos llega la inspiración. Pero no ha venido de la nada, ¡ha venido gracias al trabajo previo!

 

Daniel Olivares

Responsable de Proyecto

Fundación para la Creativación

 

Comentarios