Una forma de sumar muy creativa de un niña de 6 años

 

Estamos cenando. Pregunto a mis hijos como les ha ido en la escuela y mi hijo de 8 años nos cuenta que ha hecho un examen de cálculo. Mientras nos cuenta algunas de las operaciones numéricas que ha tenido que resolver, mi hija de 6 años que se llama Violeta suelta una pregunta al aire: - Papa, ¿Las letras también se pueden sumar?

La respuesta "normal" habría sido decirle que no, que sólo se puede sumar lo que tiene un valor numérico, bien sean unidades, cantidades, distancias, etc, pero que las letras del abecedario no tienen un valor y aquí se habría cerrado el tema, terminado la historia y la posibilidad de tirar del hilo de aquella pregunta. Esa conexión mental que había creado mi hija cuestionandose la posibilidad de sumar las letras habría muerto dejando de explorar nuevas rutas en su mente.

En vez de eso, antes de dar esta respuesta lógica y convencional, decido preguntarle a mi hija, ¿qué piensa ella, sobre si se pueden o no sumar las letras. Y su respuesta es - yo creo que si -. ¡Ah! que interesante, le respondo, pues hacemos una prueba, a ver si así descúbrelo como lo haces...

Os dejo los resultados que me dio y os invito a resolver la última suma a ver si descubre el sistema que se inventó:

A + B = 4
D + C = 1
H + L = 5
M + P =?

Una vez la hayas resuelto te darás cuenta de que no sólo se pueden sumar, sino que las letras también se pueden restar o multiplicar.

#ConsejoCreativo: Cuando tu hijo te pregunte algo, en vez de darle directamente la respuesta, cerrando así la capacidad de su mente de pensar, pregúntale a él que cree, haz que antes te diga que piensa, acompañale y deja que vaya descubriendo por sí mismo la respuesta.