21/10/2016

Para ser creativo, primero observar

¿Cómo ser más creativo? ¿Hay alguna cosa que pueda hacer para ser más creativo?
¡La respuesta es Sí, y en este post te lo contamos!

 

Siempre he pensado que nada enseña mejor que el ejemplo, más aún en creatividad. Así que si hablamos de enseñar creatividad quien lo hace debería de cumplir al menos un perfil creativo en ciernes.

 

¿Y cómo ser creativo?

La mayoría de estudiosos de la creatividad coinciden en que se aprende a serlo; no se nace siéndolo. Es cierto que solo algunos logran la genialidad, pero mientras no estemos seguros de que no somos nosotros, podemos seguir intentando conseguirla.

 

¿Y si adoptamos la creatividad como un estilo de vida?

Un hábito creativo debería remplazar a un hábito conformista. Si hacemos que nuestra vida diaria sea un espacio de entrenamiento constante, podremos disfrutar de las ventajas y oportunidades de ver lo que todos ven, pero pensar lo que nadie más piensa.

 

¿Y acaso es tan fácil adoptar la creatividad como estilo de vida? ¿Es como cambiarse de ropa?

Sí. Es decir, hay que trabajar para ser creativos, hay que aprender y perseverar en el entrenamiento y no olvidar que crear “requiere de cierta libertad, al menos inicialmente, y si estamos constantemente preocupados por lo que pensarán otras personas, será difícil plantearse retos, proponer alternativas, investigar posibilidades, etc.” [María Luisa Vecina, 2006]. Así que mejor perder la vergüenza, olvidarse del qué dirán y adelante...

 

¿Y cómo hacerlo?

Robert y Michèle Root-Bernstein en su libro El secreto de la creatividad hacen un repaso por los distintos aspectos que se requieren para ser creativo. Desde repensar el pensamiento hasta el pensamiento corporal y la educación integral. Si no te atreves a leer todo el libro, empecemos por algo tan simple como la observación.

 

¿Observar, mirar?

Sí y no, aquí hacemos una diferencia clara entre observar y mirar, entendamos que observar es mirar con detenimiento. Un profesor nos decía en clase que mientras más vemos un objeto más cosas le descubrimos, su textura, su intensidad de color, sus posibles usos alternativos, etc. haz el intento, mira tu mano, tu boli, la camiseta que llevas puesta por cinco minutos y verás de todas maneras algo que no habías visto antes.

 

Hay que tener en cuenta también que observar se refiere a lo visual, pero también a lo auditivo, a lo sensorial… al hacer este ejercicio no solo se trata de ver, sino de escuchar, de sentir, de percibir todo lo que podamos sobre el objeto o situación que queramos. "La práctica de la observación aspira a establecer una conexión profunda entre la experiencia sensorial y nuestra comprensión de ella...La observación en suma, consiste en dar sentido a la sensación." [Robert y Michèle Root-Bernstein, 2002].

 

Referencias:

  • Vecina Jiménez, María Luisa (2006). Creatividad. Artículo publicado en Papeles del psicólogo. Madrid: Universidad Complutense.
  • Robert y Michèle Root-Bernstein (2002). El secreto de la creatividad. Barcelona: Editorial Kairós.
 
 
Autora: Angelita Balcázar Rojas
"Psicocreativa"

Comentarios