13/12/2016

¿Para qué sirve educar la creatividad?

La educación de la creatividad es un pilar fundamental de la nueva educación y ya no hay ninguna organización educativa que mire hacia el futuro sin tenerla en cuenta pero, ¿para que sirve educar la creatividad?

 

La creatividad es la capacidad de aportar soluciones originales a los diferentes retos, eventos y / o problemas que se plantean a partir de la generación de ideas, conceptos o, por ejemplo, asociaciones entre ideas y conceptos ya conocidos. Asimismo, la creatividad o el pensamiento original es un proceso mental que surge de la imaginación. Las personas creativas se caracterizan, así pues, por tener en sus mentes información que pueden utilizar para resolver los problemas, una gran inquietud o curiosidad, una forma diferente de ver las cosas, autonomía, capacidad de análisis y síntesis, etc...

De esta forma, desde la Fundación Privada para la Creativación, consideramos que resulta muy importante desarrollar la creatividad de los niños con el fin de ayudarles a afrontar su futuro. Vivimos en una sociedad cambiante y, de esta forma, es vital fomentar la autonomía de los niños y de las niñas a la hora de afrontar los diferentes eventos que se les presentan de forma diferente y original.

Podemos ver la creatividad como la inquietud, el no-conformismo, la independencia a la hora de llevar a cabo diferentes acciones. Asimismo, la confianza o la seguridad se origina a partir de lo que los niños saben o aprenden a hacer a través de sus capacidades, a partir de sus talentos. Es por ello que desde la Fundación damos énfasis a la necesidad de fomentar la creatividad pero también a descubrir los talentos: para preparar a los niños para el día de mañana. Prepararlos para ser diferentes, originales, insólitos e independientes; potenciando su capacidad de ser innovadores y creativos en todos los ámbitos de la vida. Así pues, la creatividad sirve para reforzar la autoestima, la autonomía y la seguridad.

Los beneficios de desarrollar la creatividad son, como ya se ha podido intuir previamente, incontables. Mejora la autoestima, se desarrolla la capacidad de comunicación, se mejoran las relaciones sociales y la integridad personal, se incrementa la capacidad de adaptación a un entorno continuamente en cambio, hay un incremento en la capacidad de afrontar diferentes retos, se desarrolla la imaginación, etc. Por lo tanto, podemos ver como la creatividad ayuda a incrementar la calidad de vida de las personas.

Así pues, ¿puede alguien todavía dudar actualmente de la necesidad de educar la creatividad de los niños?

 

Comentarios