12/08/2015

4 técnicas cooperativas para tener ideas creativas

¡Usa estas cuatro técnicas en grupos y consigue ideas más creativas!

Dos cabezas piensan mejor que una, o esto dice el refrán, y en el caso de la creatividad es un dicho muy cierto. Existen muchísimas técnicas de generación de ideas, pero las técnicas cooperativas son aquellas que generan mayor número de resultados y con una calidad más alta.

Ese tipo de técnicas promueven el aprendizaje mutuo, la iniciativa, la autocrítica, el respeto, la flexibilidad... y otros muchos valores necesarios por nuestro día a día.

Es por eso que hoy os recomendamos 4 técnicas cooperativas para tener ideas creativas y que se pueden aplicar en el aula o en otros espacios con grupos grandes.

 

El rompecabezas o *Jigsaw 

La clave de esta técnica es la distribución de equipos y la dinámica que se genera.

El grupo se divide en equipos base y cada miembro de cada equipo base recibe un subtema a desarrollar (es decir, recibe una parte de la información del reto que tiene que resolver todo el equipo base).

Se prepara su subtema, razona y llega a conclusiones.

Después, se reúnen los equipos de expertos, que son los miembros de cada equipo base que tienen un mismo subtema en común, para valorarlo conjuntamente.

Y, finalmente, vuelven al equipo base para compartir el conocimiento y las ideas generadas tanto individualmente como en los equipos de expertos.

De este modo, las ideas son compartidas y más ricas, permitiendo una solución de los retos más eficaz.


El juego de las palabras

El punto más importante de esta técnica es escoger las palabras clave adecuadas.

Como la técnica anterior, se distribuye a los participantes en equipos. Se escribe en una pizarra unas cuantas palabras-clave sobre el reto que se quiere resolver y cada equipo tiene que formular una frase con aquellas palabras, o expresar la idea que hay “detrás” de aquellas palabras. 

Las palabras-clave pueden ser las mismas para todos los equipos, o cada equipo puede tener una lista de palabras-clave única. 

Las frases o las ideas generadas con las palabras-clave de cada equipo, que se ponen en común, guiarán a los equipos hacia la resolución del reto.

Con esta técnica se busca reducir los ámbitos en los cuales pensar durante la resolución de un reto, permitiendo focalizar y priorizar ideas.


Parada de tres minutos

La clave de esta técnica es crear expectación y ganas de aprender.

Se explica un hecho o una situación pero durante la explicación se hacen paradas de tres minutos para que los participantes pregunten y extraigan más información de la situación. 

Durante la parada, los participantes, organizados en grupos, tienen que pensar y reflexionar sobre lo que han escuchado y tienen que generar tres preguntas y escoger una para formular. 

Cuando ya se han planteado y resuelto todas las preguntas pensadas por los diferentes equipos, se continúa la explicación hasta una nueva parada de tres minutos.

Esta técnica permite hacer partícipes a los oyentes de aquello que se explica y generar un ambiente de descubrimiento e investigación que hace más real el aprendizaje.


1 – 2 – 4

El momento clave de esta técnica es la puesta en común de las ideas y la selección de la mejor idea.

Se propone un reto a todos los participantes y estos, individualmente (1) tienen que pensar una solución.

Después, todo el grupo se distribuye por parejas (2) e intercambian sus soluciones y las comentan, argumentando pros y contras.

Finalmente, se forman equipos de 4 y cada equipo tiene que decidir cuál es la solución más adecuada al reto planteado.

Esta técnica permite poder partir de ideas individuales que se van enriqueciendo a medida que se comparten con los demás.

 

Éstas son sólo cuatro de las muchísimas técnicas de generación de ideas creativas.

Quieres conocer otras técnicas? Visita: LA CREATIVACIÓN EN CASA!

 

Benet-Josep Cadena.

Equipo de apoyo a Fundación para la Creativación

Comentarios