05/08/2015

4 frases prohibidas para educar la creatividad de tus hijos

Si quieres educar la creatividad de tus hijos, tendrás que evitar éstas 4 frases como sea.

Varios estudios a lo largo del tiempo han demostrado que las personas somos creativas por naturaleza. De hecho, algunas corrientes psicológicas y filosóficas determinan que la creatividad es lo que nos hace humanos y nos diferencia de los animales.

Pero, a medida que nos hacemos mayores, nuestra creatividad queda aplastada por ideas racionales, normas, la necesidad de adaptarnos a la sociedad en la que vivimos... Y las personas creativas reciben constantemente mensajes negativos que hacen abandonar sus ideas innovadoras, diferentes, únicas.

Hoy te queremos hacer llegar 4 frases que consideramos prohibidas para educar la creatividad de tus hijos:
 

No te saldrá bien / Esto no se puede hacer

Los niños tienen la necesidad de experimentar por sí mismos y probar sus ideas, por muy locas que sean. Ésta frase les adelanta un resultado negativo mucho antes de poder poner en práctica su idea y, por tanto, les genera miedo al fracaso, indecisión y negatividad, tres aspectos matadores de la creatividad.

Deja espacio y tiempo suficiente para que tu hijo/a pruebe, se equivoque o acierte y, así, aprenda de sus propias experiencias, confíe en sí mismo/a y tenga un espíritu positivo.
 

Porque sí!

Los niños/as desconocen el porqué racional de las cosas y es por eso que utilizan la tan temida pregunta: ¿Por qué ...?

Se preguntan constantemente por el funcionamiento de las cosas porque necesitan entender su entorno y así poder integrarse. Responder "Porque sí" de forma sistemática a las preguntas de tus hijos puede influir negativamente en su capacidad de investigación, provocando un desinterés por su entorno y un decrecimiento de su capacidad creativa.

Responde a las preguntas que sepas intentando resolver la inquietud de tu hijo/a. Pero recuerda: ¡Nadie lo sabe todo! Podéis investigar conjuntamente la respuesta o le puedes proporcionar herramientas para descubrirla de forma autónoma (consulta a expertos, búsqueda en internet, Apps educativas...).
 

Deja, ya lo hago yo!

Durante el día a día, tenemos unos horarios tan apretados que a menudo asumimos tareas que son propias de los niños/as para hacerlas más rápido y poder continuar con la interminable lista de cosas por hacer. Asumir las tareas de tu hijo/a puede provocarle una baja autoestima, poca iniciativa y desinterés, tres aspectos perjudiciales para la capacidad creativa.

Ten en cuenta el tiempo que tu hijo/a dedica a hacer cada tarea que le corresponde (vestirse, desayunar, preparar una maleta...) e incluye este tiempo en la programación de tu día. Si ocasionalmente tienes que asumir alguna tarea de tu hijo/a porque no hay más remedio, explícale que en este caso le ayudarás excepcionalmente y hazlo participar en todo lo que pueda.

 

No, así no se hace!

Los adultos a menudo creemos que sabemos resolver todos los problemas de nuestro día a día, pero lo único que sabemos hacer es sobrevivir con recetas que nos han impuesto (esto se hace así) o que hemos generado nosotros mismos con nuestra experiencia (yo lo hago así).

La frase "así no se hace!" influye negativamente en el autoconcepto de los niños/as, haciéndolos sentir poco preparados para la tarea que realizan y, por tanto, disminuyendo la confianza en ellos mismos.

Cambia esta frase por otras como "¿quieres probar de hacerlo de esta otra manera?" (Propones pero no impones una alternativa), "¿qué crees que pasará si lo haces así?" (Le ayudas a adelantarse a los acontecimientos para que pueda preveerlos), "¿yo lo hago de esta manera y me funciona, quieres probar?" (Propones una alternativa dando confianza porque a tí te ha funcionado)...

 

Ahora que has conocido las 4 frases que perjudican la creatividad de tus hijos... ¿quieres saber cómo potenciar su capacidad creativa?

Conoce LA CREATIVACIÓN EN CASA!

 
Cati Hernández
Psicopedagoga en Fundación para la Creativación

 

Comentarios